#TuTribuDigital
Hablemos de
lo que no se habla

Somos la China y Juli
Mamás y amigas haciendo catarsis sobre la maternidad

Quienes somos

Gritá, Mamucha

Ay, Mamucha,
te veo ahí
a las 3 de la mañana
sentada en la cama,
las piernas cruzadas,
tu bebé dormido, finalmente;
y vos, despierta ahora para siempre.

Gritá, Mamucha, gritá.

Te veo, Mamucha,
agotada de los mandatos y presiones,
agotada de la culpa y el juicio,
de no contar con la ayuda necesaria
y tener que poder con todo.

Gritá, Mamucha, gritá.

Te siento, Mamucha,
siento tu culpa, tu tristeza,
esa que no deberías estar sintiendo
la que te da bronca y miedo.

Gritá, Mamucha, gritá.

Te veo a vos
y te digo, Mamucha:
Sos única y mágica,
trajiste vida nueva a este mundo.
Sos fuerte y resiliente,
el ser más perfecto y poderoso y sensible
de este planeta.

Así que respirá, Mamucha,
y seguí adelante:
no porque tengas que hacerlo
sino porque -simplemente- podés.

Pero hoy, tomate un momento para vos,
para soltar todo
lo que no podés decir en voz alta,
y aunque sea en silencio:

Gritá, Mamucha, gritá.